lunes, 4 de junio de 2012

Foro Centroamericano de Periodismo 2012

“Tenemos que buscar la combinación de cabeza y corazón”: conclusiones del ‘Taller de edición fotográfica Violencia y sociedad en América Latina’, con Donna de Cesare

Reporteros gráficos e integrantes de la FNPI participantes en el Taller de edición fotográfica, con la maestra Donna de Cesare (Centro) Foto: Ricardo Pristupluk.


Por Luis Ángel Sas
 
Tenemos que buscar distintas herramientas para llegar a la gente que queremos llegar. Hay que estar en esa búsqueda de combinar criterios críticos con la compasión humana.  

Frases como estas condensan el espíritu que se vivió en el cierre del Taller de edición fotográfica: violencia y sociedad en América Latina, una actividad dirigida por la maestra norteamericana Donna de Cesare, y organizada por la FNPI y Open Society Foundations en el marco del Foro Centroamericano de Periodismo 2012

Durante la última de las cinco jornadas, los talleristas presentaron sus proyectos personales, que prepararon antes de asistir al taller y que editaron durante la semana junto a la maestra. 
La Relatoría de este taller será publicada oportunamente en nuestro sitio web. De momento, presentamos algunas de las conclusiones más importantes, que abarcan desde la forma de narrar con imágenes hasta las precauciones que deben tomar los fotoperiodistas que hagan trabajos sobre violencia: 

1- Responsabilidad al contar una historia
Cuando contamos historias sobre violencia no sólo tenemos que pensar en denunciar. Debemos balancear la historia con hechos humanos, que den una visión de esperanza.  Según la maestra, los reporteros gráficos a menudo parecieran asumir que la vida de las personas retratadas termina cuando concluye el trabajo de edición. Sin embargo, en ese momento es justo cuando más se debe pensar en los personajes, pues para ellos la vida continúa. Tenemos que buscar la combinación de cabeza y corazón, para alejarnos de la crudeza y encontrar lo estético.

2- La protección emocional del fotoperiodista
 Tenemos que bloquear nuestros sentimientos para protegerlos, pues las cosas que vemos son tan atroces que es la única forma de seguir trabajando. Es un mecanismo de protección. De Cesare explicó que no tener el control emocional puede hacer que el fotoperiodista se desmorone o que llegue a perder la sensibilidad, y ninguno de los dos extremos es ideal.

3- Nuevas formas de contar
  De Cesare explicó que ante el auge de los teléfonos celulares y los dispositivos móviles con cámaras incorporadas, y de videograbadoras más accesibles para cualquier usuario, el fotoperiodista debe buscar nuevas formas para narrar sus historias. Según De Cesare, la multimedia ofrece la oportunidad de hacer trabajos más complejos y darles mayor profundidad al apoyarse en las posibilidades del audio y el video. Sin embargo, no se debe olvidar que la principal carga del trabajo debe seguir recayendo sobre la fotografía. 

4- El fotoperiodista y su divorcio con el audio 
De Cesare explicó, después de conocer los proyectos multimedia presentados en el taller, que aunque eran poderosos visualmente no pasaba lo mismo con el audio. Al capturar el audio -en video o por separado con una grabadora- los reporteros gráficos piensan que es igual que la fotografía, y no es así. El audio tiene otra dinámica: hay que acercarse a los objetos o personas para tomar lo mejor de ellos.

5- Consejos al editar 
-Sé objetivo al editar: usa ojos fríos y críticos. Deja la foto un tiempo antes de volver a ella. 
-Elígelas basado en el impacto visual, la información narrativa y su fuerza estética. 
-En el momento de la edición imagina que no son tus imágenes.  
-Piensa en la audiencia con la que te estás comunicando. Y en la progresión del tiempo, la trama, la emoción y el ritmo de la historia que estás contando.

Otros recursos derivados de las jornadas del Taller:

Este taller fue convocado por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano -FNPI- y la Open Society Foundations, con el apoyo de El Faro y el Centro Cultural España en El Salvador, en el marco del Foro Centroamericano de Periodismo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario